Opinión

Referencias sobre secuestro en Puebla y en México

Por: Gabriel Jiménez Pozos.

Un tema fuerte y delicado a título personal es hablar del delito de secuestro, sin embargo, acontece mencionar sobre él, derivado de los recientes acontecimientos difundidos en nuestro Estado.

El secuestro de forma general consiste en privar de la libertad a una persona en contra de su voluntad, casi siempre por medio de la violencia, para posteriormente exigir a sus familiares y/o conocidos un rescate a cambio de la víctima.

Existen varios antecedentes, uno de ellos es el primer secuestro documentado del siglo XX en México, mismo que se llevó a cabo el 9 de febrero de 1913.

Respecto de este delíto nuestro país ha pasado por cuatro etapas históricas, actualmente se considera que vivimos la cuarta etapa misma que tuvo sus inicios en el año 2000.

Existe el secuestro genérico anteriormente comentado y distintas modalidades, entre ellas los que son realizados por Delincuencia Altamente Especializada y la Delincuencia Organizada, los denominados “auto secuestros”, los conocidos como “secuestros exprés”,  los “secuestros virtuales” y los “secuestros coyunturales”.

Todo secuestro pasa por distintas etapas, inicia por una PLANEACIÓN en la cual analizan las circunstancias, y estudian prácticamente la vida cotidiana de la víctima, y la forma en que realizaran el secuestro, una vez que realizan lo anterior proceden a la  INTERCEPCIÓN que es el momento en que los delincuentes privan de la libertad a la víctima por medio de violencia y con previa organización de cómo proceder.

La siguiente etapa se denomina CAUTIVERIO, es este el momento en que la víctima se encuentra bajo el poder de los delincuentes, y el único medio de comunicación con sus familiares y conocidos son los propios secuestradores, es a partir de este momento que inician los MECANISMOS DE PRESIÓN mismos que se traducen en amenazas, videos, fotografías, mutilaciones, muestras de tortura de la víctima entre otros, es esta la forma en que pretenden doblegar a los familiares para que estos acepten el precio del rescate, accediendo a los términos y condiciones de los criminales, además es también en el cautiverio cuando existen las PRUEBAS DE VIDA, la manera en que los secuestradores hacen saber que la víctima sigue con vida y por ende sigue corriendo riesgo.

EL PAGO, que es la transacción entre familiares y/o conocidos con los secuestradores para regresarle la libertad a la víctima; cabe mencionar que según estadísticas de la UNAM la solución del 75% de secuestros es pagando el rescate.

La última etapa es la LIBERACIÓN, puede ser condicionada a un pago, derivada de la intervención de las autoridades correspondientes, y en algunas ocasiones excepcionales ocurre el escape de la victima de los plagiarios.

Las estadísticas reflejan el año 2013, como el año que mayor auge ha tenido hasta nuestros días este delíto; según datos de la Organización “Alto al Secuestro” en el periodo comprendido de Diciembre de 2018 a mayo de 2020 han habido  en México 2,587 secuestros, en promedio 5 secuestros diarios y 34 por semana.

Cifras recientes de la misma organización sitúan a Puebla con 119 casos en cuarto lugar a nivel nacional con mayor número de secuestros, siendo Veracruz quien lidera las lamentables estadísticas con 576 secuestros, debe destacarse que en el mes de mayo Puebla no registró ningún caso de secuestro, según la misma organización sin embargo en el mes actual no se corre con la misma suerte.

Medios de comunicación dieron a conocer hace unos días, al menos dos secuestros ocurridos en Puebla, a días de la visita de AMLO, el primer caso ocurrido el día 11 de junio, un comerciante de 50 años de edad, quien lamentablemente en el momento de su cautiverio sufrió demasiado, dos días después se realizó un operativo, lamentablemente la victima perdió la vida a consecuencia de la tortura y mutilación de dos dedos, sin embargo durante el operativo fueron detenidos 5 presuntos delincuentes de los que destacan personas originarias de Veracruz y uno originario de Atlixco.

El segundo caso fue el secuestro de un General Brigadier el pasado día 13 de junio, ocurrió mientras se dirigía a visitar a su familia, al siguiente día SEDENA reportó oficialmente la desaparición y afortunadamente fue liberado el 15 de junio en el Estado de México, sin embargo no se dieron mayores detalles.

Siempre será indignante conocer casos sobre secuestros, sin importar el lugar o quien sea la persona de que se trate, esperemos que Puebla pueda descender en las estadísticas de secuestro, porque al final se traducen en números pero es imposible reflejar en las estadísticas el daño físico del que sufren los secuestrados, el daño emocional tanto de víctimas como familiares, y esa indescriptible incertidumbre que sienten de no saber si volverán a casa con vida.

El 1NSURGENTE MX

1NSURGENTE MX ™ es un medio de comunicación nacido de la urgencia de difundir información relevante, objetiva y verídica en una década donde las tecnologías de la información y la comunicación ya no son opción, sino forma de vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button