Opinión

¿Qué es el daño moral y cuales son sus consecuencias?

Por: Gabriel Jiménez Pozos.

En recientes fechas se dio a conocer información sobre la denuncia de Emilio Lozoya Austin, quien en su momento fuera director de PEMEX, acusando a varios personajes importantes de la política mexicana de recibir dinero para aprobar la reforma energética, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, entre los nombres destacan Ernesto Cordero, Ricardo Anaya Cortés, y el actual gobernador de Puebla Miguel Barbosa Huerta entre otros.

Es y será interesante ver el desenlace de la trama “Lozoya” que está desviando la atención de otros asuntos de suma importancia, sin embargo ante este tema y las acciones que han presentado contra Lozoya es necesario recordar no tomar por ciertas dichas acusaciones del Ex Director de PEMEX, pues aún debe acreditar con medios de prueba durante el juicio penal sus dichos además de que exista una sentencia que respalde los hechos contenidos en su denuncia, mientras no suceda eso todas las personas mencionadas en su denuncia gozan de la presunción de inocencia.

Las reacciones ante los dichos de Emilio Lozoya no se hicieron esperar, Ricardo Anaya presentó la semana pasada ante un Juez de Distrito una demanda por daño moral en contra del ex director de PEMEX, además de otras pronunciaciones, Miguel Barbosa rechazó categóricamente las acusaciones en su contra y anunció que también lo demandará por daño moral.

Ante las noticias de demandas por daño moral, ¿Qué es el daño moral?, ¿De dónde nace?, ¿Cuáles son las consecuencias?, primero que nada para definir que es daño, ocuparemos la definición que nos otorga el Código Civil de Puebla en su artículo 1956: Daño es la pérdida o menoscabo sufrido en el patrimonio de una persona, por la realización del hecho que la ley considera fuente de la responsabilidad”. 

En derecho civil existe una rama llamada obligaciones civiles, las obligaciones nacen de distintas fuentes una de ellas es el “Hecho ilícito”, el hecho ilícito es contrario a las leyes o a las buenas costumbres, tiene tres elementos, la antijuricidad, la culpa y el daño.

Derivado de un hecho ilícito, si este generó un daño a otro, existe por disposición de la ley la obligación  de repararlo, a menos que se demuestre que el daño fue consecuencia de la culpa o negligencia inexcusable de la víctima, es a esta obligación de reparar el daño y/o perjuicio derivado de un hecho ilícito al que se denomina como “Responsabilidad Civil”.

Existen distintos tipos de daño por ejemplo el económico o físico, como la ley lo dispone, en el daño existe un menoscabo o pérdida al patrimonio, entendiéndose este como un conjunto de bienes y derechos, en el patrimonio de cada persona no solo existen los bienes raíces si los hubiere, tenemos además un patrimonio moral, que está constituido por los sentimientos morales o religiosos, vida privada, los sentimientos del amor, la fe, decoro, creencias, la reputación, el honor entre otros supuestos que son de carácter intangible.

Cuando se transgrede nuestro patrimonio moral se puede hablar entonces de un daño moral, aunado a lo anterior por disposición de la ley se presume que también hubo daño moral cuando se vulnere o menoscabe ilegítimamente la libertad o la integridad física o psíquica de las personas.

Una persona al causar daño moral a otro está obligada a reparar el menoscabo causado (responsabilidad civil), a través de una indemnización en dinero, el monto de la indemnización lo determinará el juez tomando en cuenta los derechos lesionados, el grado de responsabilidad, la situación económica del responsable, y la de la víctima, así como las demás circunstancias del caso.

El daño moral se contempla en el artículo 1958 del Código Civil de Puebla y 1916 del Código Civil Federal, en ambos ordenamientos regula lo correspondiente.

Retomando únicamente el caso de Ricardo Anaya, Emilio Lozoya menciona que recibió seis millones ochocientos mil pesos por parte de Luis Videgaray, en respuesta el ex candidato a la presidencia de la República presentó la demanda por daño moral mencionada, manifestando que las acusaciones son falsas y que defenderá su honor.

El artículo 1916, párrafo sexto, fracción III del Código Civil Federal contempla como hecho ilícito presentar denuncias calumniosas, entendiéndose que la persona a quien se acusa es inocente o no lo ha cometido, hipótesis en la que muy posiblemente los abogados de Anaya argumentan se encuentra Lozoya.

La verdad saldrá con el tiempo, durante el procedimiento judicial civil y penal que han iniciado se demostrará si Emilio Lozoya causó daño moral a Ricardo Anaya, además de saber si Ricardo Anaya es inocente o culpable de las acusaciones vertidas en la denuncia de hechos presentada por el ex director de PEMEX ante la Fiscalía General de la República.

En la hipótesis de que el panista gane el juicio por daño moral independientemente de la indemnización a su favor, existe la posibilidad de obligar a Lozoya a una rectificación o hacer pública la sentencia por daño moral derivada de la información difundida en los mismos medios donde fue publicada, con el mismo espacio y la misma circulación o audiencia a que fue dirigida la información de la acusación en contra de Anaya.

 

 

 

 

El 1NSURGENTE MX

1NSURGENTE MX ™ es un medio de comunicación nacido de la urgencia de difundir información relevante, objetiva y verídica en una década donde las tecnologías de la información y la comunicación ya no son opción, sino forma de vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button