Opinión

“México no es un país racista” y otras mentiras que nos han dicho

Por Sandra De la Garza.

La sociedad puede estar más consciente de sus cambios y despertares a lo largo de la historia y contexto en que se desarrolle. Sin embargo, es real que muchas actitudes y patrones nocivos suelen repetirse intermitentemente, dando entonces como resultado una problemática cíclica que es obstinada y fuertemente arraigada.

Uno de estos ejemplos es el racismo del cual, lamentable y latentemente, México es víctima. Personalmente he escuchado en repetidas ocasiones de mi infancia y adolescencia la frase que niega esta realidad “México no es un país racista”, “¿Cómo vamos nosotros a ser racistas si aquí ni siquiera hay negros?”, etc. Tan resonada tenía esa idea, que llegue a aceptarla. Afortunadamente, la media y la juventud quejumbrosa (lo cual recalco con orgullo) me dieron oportunidad de cuestionar esta y otras determinaciones negativas con las que comulgaba. Y es para ello necesario aclarar que el racismo va más allá de insultos y agresiones físicas, es una discriminación sistematizada que reduce y pone por debajo de la raza dominante (blanca) a todo lo que no se encuentre adecuado a su canon; y que se puede traducir en distintos tipos de violencia: institucional, psicológica, verbal, económica, etc.

Una vez vislumbrado esto, podemos identificar que México, a todas luces, es un país profundamente racista y discriminatorio, desde el rechazo y burla a lo europeo, hasta la negación histórica de la tercera raíz de nuestro país: la africana. Es importante recalcar el hecho de que se nos impidió conocer una perspectiva distinta de nuestra historia y constitución como sociedad y eso, es parte de la problemática que nos presiona y obliga a creer y repetir una realidad a medias.

México es una sociedad cimentada en el mestizaje, y eso nos vuelve una nueva raza que no es completamente europea o indígena. Pero México también es una sociedad cimentada en las posiciones de poder y opresión que se establecieron hace años y que lamentablemente, han permeado; es claro, y no hace falta ahondar mucho en ejemplificaciones para traerlo a discusión: pues en este país, la palabra “güero” es un halago, y la palabra “prieto” un insulto.

La media se ha encargado de estandarizar un aspiracional que no se parece al mexicano promedio: alto, rubio, adinerado, ojos claros y apellido extranjero. Y si bien es cierto que existen individuos con dichas características en nuestro país, también es cierto que son una minoría y que, al querer recalcar su estatus, buscan, en trasfondo, recalcar que son superiores a todo lo que no se parezca a ellos.

Se nos ha enseñado que existe una correlación directa entre la ignorancia y la persona indígena, entre la pobreza y el color de piel oscuro, entre la delincuencia y un bajo estrato social, y se nos han enseñado que una es consecuencia de otra sin tomar en cuenta las circunstancias que posicionaron a cada uno en aquel lugar y con aquellas posibilidades, porque lamentablemente, es cierto.

Es entonces cuando existe tanta, (y con justa razón) sensibilidad respecto a los insultos y falta de oportunidades que una persona con características no establecidas en el canon aspiracional sufra, porque eso constituye perpetuar un discurso de odio que minimiza la lucha, la problemática y la importancia de romper con este sistema de creencias tan nocivo. México SÍ es un país racista, y clasista, y homofóbico, y machista, y discriminatorio. El querer negarlo solo nos va a encerrar en la insensibilización y aceptación de una situación que, por ninguna razón, deberíamos tener normalizada.

Basta con realizar un pequeño ejercicio de autorreflexión y analizar todos los prejuicios que hemos emitido por haber crecido en una sociedad que nos enseñó a ser así.

El 1NSURGENTE MX

1NSURGENTE MX ™ es un medio de comunicación nacido de la urgencia de difundir información relevante, objetiva y verídica en una década donde las tecnologías de la información y la comunicación ya no son opción, sino forma de vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar...
Close
Back to top button