Opinión

“LAS TRAGEDIAS NOS ESTÁN MATANDO”.

Por Guadalupe Hernández

El pasado lunes, observábamos en los distintos medios de comunicación una noticia que en cuestión de minutos se volvía viral y que, sin duda, generaba conmoción e indignación entre los mexicanos, el derrumbe en un tramo del metro de la Ciudad de México, específicamente en la Línea 12. De inmediato los periodistas comenzaron a darle cobertura a este trágico suceso, al tiempo que, los familiares de quienes viajaban en los vagones del metro llegaban poco a poco a la escena, sin imaginar que les esperaba una velada en la que estarían buscando a sus familiares entre los escombros, yendo de un hospital a otro con las fotografías de los desaparecidos en mano, esperanzados en que alguien llegara a brindar información al respecto. Algunos medios incluso nos mencionaron que este derrumbe es la peor tragedia que se ha vivido en la capital mexicana desde el 2017.

Las cifras oficiales nos indican que 25 personas perdieron la vida y por lo menos, 80 resultaron heridos en este accidente, los medios se han encargado de que conozcamos más allá de las cifras y nos han mostrado algunos nombres y edades, así como las historias de quienes viajaban en los vagones de la línea 12 del metro en el momento de la tragedia, como el caso de Brandon Giovanny, menor de 12 años que estaba desaparecido y que, lamentablemente fue encontrado sin vida bajo los escombros.

Como consecuencia de esta tragedia, las familias les están exigiendo a las autoridades una respuesta a la situación que se está viviendo, de nuevo nos encontramos ante un grito desesperado de justicia, el pueblo mexicano está molesto por las inconsistencias que dieron origen a este “accidente”, del que hasta el día de hoy continúan los peritajes y no tenemos a quien se haga cargo de todos los daños causados, y es que el responsable de la construcción de la Línea 12 del metro aseguró para Aristegui Noticias que la obra se entregó en condiciones óptimas y que ello, se acreditó judicialmente, aunque en redes sociales circularon diversos videos donde se mostraban las inconsistencias de la obra que sin duda dieron origen a este trágico accidente.

Sin duda, estamos ante otro hecho en el que parece que el número de muertos, o la cantidad de mexicanos que resulten heridos, solo representan una cifra más, nuestro país ha demostrado que como en todas las tragedias que azotan a nuestro país, se hablará por unos días sobre lo sucedido, pero finalmente quedará en el “estamos investigando y se castigará a los responsables, no habrá impunidad ni corrupción”. Lo cierto es, que todas las tragedias en México, de algún modo u otro, nos están matando, y no distinguen edades ni géneros. Es desgarrador ver las escenas de desesperación en los rostros de todos los familiares que en esta ocasión buscaban entre los escombros a quienes habían sido víctimas de este accidente, pero es esa misma desesperación la que también viven miles de familias que día con día salen a buscar a sus hijas e hijos que han sido víctimas de desapariciones forzadas y no obtienen respuesta alguna por parte de nuestras autoridades, solo por poner un ejemplo.

Lo acontecido en estos días ha terminado de demostrarnos que las autoridades en nuestro país, aún no son capaces de responder de manera inmediata y eficaz a cualquier situación que afecte a los mexicanos y mucho menos de poder evitar una catástrofe de esta magnitud y es que, en este caso particularmente, hubo eventos previos en la Línea 12 del metro que pronosticaban lo sucedido, tan solo en el sexenio pasado en 2015 obran datos de fallas estructurales en las vías elevadas entre las estaciones Tláhuac y Atlalilco, se tenía la presencia de roturas en las fijaciones de los rieles y desgastes en toda la vía, que se agravaron con el sismo de 2017.

Nuestro país una vez más se encuentra de luto, en esta ocasión fueron 25 vidas las que se perdieron, sin embargo, esta pérdida al igual que muchas otras, se pudo haber evitado si nuestras autoridades realizaran acciones que realmente beneficiaran al pueblo mexicano y no solo promesas que se olvidan con el tiempo. ¡JUSTICIA! ¡JUSTICIA! ¡JUSTICIA!, era el grito que se escuchaba cuando los familiares del menor Brandon Giovanny cargaban su ataúd, sin embargo, este el grito que se ha escuchado un sinfín de veces en tantas marchas y manifestaciones a lo largo y ancho de nuestro país, ¿cuántas mañaneras más tendrán que pasar para que tengamos una respuesta a estos gritos desesperados por justicia? ¿cuántos sexenios más hemos de esperar para que las tragedias dejen de matarnos?

 

 

 

El 1NSURGENTE MX

1NSURGENTE MX ™ es un medio de comunicación nacido de la urgencia de difundir información relevante, objetiva y verídica en una década donde las tecnologías de la información y la comunicación ya no son opción, sino forma de vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar...
Close
Back to top button