EducaciónOpinión

¿ADIÓS PIZARRA? LA EDUCACIÓN PÚBLICA DEL ESTADO MEXICANO EN TIEMPOS DEL COVID-19

Por: Erick Morales González

A pesar de las estrategias para mantener el sistema de educación pública del estado mexicano, la situación vivida deja un marco de referencia para atender en un futuro las necesidades que hoy se han vuelto notorias, de estas hay dos, que podrían ser llamadas principales, la primera, una “modernización” de las técnicas o métodos educativos con el uso de las tecnologías, en pro de lo establecido por la Constitución en su artículo tercero, párrafo décimo “… El Estado garantizará que los materiales didácticos, la infraestructura educativa, su mantenimiento y las condiciones del entorno, sean idóneos y contribuyan a los fines de la educación…”. En segundo término, la realidad de muchos estudiantes en zonas alejadas de los centros de cada región, enfocada en el ámbito de educación en “tiempos de cuarentena”.

Partiendo de los métodos de enseñanza, no han distado mucho entre las generaciones de hace 20 años y de aquellas que cursan su educación básica hasta media superior, que en momentos “normales” se habían dejado de lado la utilización de medios digitales para abocarse únicamente a la enseñanza en papel, ya que en muchas ocasiones por falta de los mismos, sea por robos, equipos fuera de servicio, desuso por los mismos catedráticos o donde nunca han tenido ellos, quedaron relegados; sin embargo en estos momentos han tomado gran importancia, pues a través de ellos, han hecho llegar en algunos casos, interminables, tareas en forma de oficios o aquellas diseñadas para todo el trimestre, bloque o parcial, haciéndoles llegar por grupos en diversas aplicaciones (sociales o especializadas en videoconferencias) o mediante correo electrónico(dirigidos a sus padres, tutores o a ellos) tratando de solventar la falta de clases presencial, sin olvidarse de anotar y realizar  cada tarea e investigación en sus respectivas libretas, aunado a ello, las transmisiones en televisión abierta, determinadas por grados y horarios, elaboradas por la secretaria Federal, a partir de las cuales, cada estudiante tendrá que ver y formar una carpeta de evidencias con las actividades mostradas al final de cada emisión que representarán porcentajes importantes en su evaluación.

En vez de ponderar la utilización estos medios digitales, darles paso e incorporarlos en nuestro modelo a fin de maximizar las herramientas que hoy tenemos a un acceso mayor, en vista que han tomado materiales de canales de YouTube (material creado por personas ajenas a la misma Secretaría o de otros países) mediante los cuales han buscado compartir, con anterioridad a las medidas, su conocimiento en diversos temas y llevando al medio práctico a través de ejercicios que realizan en su explicación. ¿Será que el uso de plataformas diversas para la educación sea el siguiente paso, donde se preservarán las clases e información, que podrán ser consultadas en el momento que deseen, hacia una educación online, dejando atrás a la tele-escuela y escuela convencional, ingresando, tal vez, al sistema Montessori del siglo XXI o deberán ser usados como un refuerzo y apoyo a las clases que sean impartidas en las aulas? 

No obstante, recordando el surrealismo del que habló Dalí para referirse a México, debemos reflexionar ¿qué le deparará a quienes viviendo en una zona céntrica y no tienen acceso a alguno de estos aditamentos, sea por cuestiones anteriores o por sucesos, ahora cotidianos, ni han podido financiarlos? 

Ahora atendiendo a una segunda proposición, las comunidades donde la educación presencial es la única manera de enseñar, donde tener televisión, por ser el de mayor facilidad para llevar a cabo el cumplimiento de esta tarea, resulta en un esfuerzo inútil pues los servicios no llegan a ellos, niñas, niños y adolescentes que aún deben trasladarse durante horas para llegar a su escuela, cuya situación desfavorecida se encuentra limitada por los recursos que tiene a sus disposición, donde la sana distancia no debe de dejarse aún lado, ni su derecho a la educación que gozan, tal cual señala el artículo 3 constitucional.

¿De qué manera se hará llegar las clases a la población, donde no existe las comodidades que brindan los centros de cada región? Algunos maestros en diversos puntos de la república, como son los casos de Chiapas y San Luis Potosí han tomado la iniciativa de crear un compendio de actividades para cada alumno o dejar materiales suficientes, “copias de las actividades”, en papelerías de las comunidades además de acudir casa por casa de cada alumna y alumno, todo ello adaptado al contexto donde se encuentran, manteniendo la distancia menester llevando con ellos, los aditamentos necesarios para impartir clases a sus alumnos (como el caso del maestro de Perú, por citar un ejemplo) para solventar  la ausencia de la escuela, pues ellos han antepuesto su deber y lucha por eliminar las barreras en pro de la educación sobre mantener el aislamiento y homeoffice, mismo que no ayudaría en nada para cumplir con su encomienda, dadas las condiciones en las cuales se encuentran.

Si bien muchas cosas han cambiado a raíz de la pandemia, por lo cual, no hay que olvidar aquella deuda histórica en materia educativa que debe ser paga de la administración a la nación, “no dejar a nadie atrás”, sin que las condiciones geográficas sean los frenos del goce de este sustancial derecho.

 

El 1NSURGENTE MX

1NSURGENTE MX ™ es un medio de comunicación nacido de la urgencia de difundir información relevante, objetiva y verídica en una década donde las tecnologías de la información y la comunicación ya no son opción, sino forma de vida.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar...
Close
Back to top button